Labiografia.com
 Menú Biográfico
» Inicio
» Añadir mi Biografia
» Modificar Biografía
» Las más Buscadas

 Busca Biografías



 Llamadas Internacionales
Llamadas Internacionales a Precios Muy Bajos !!!
Llamadas Internacionales
a Precios Muy Bajos

Click Aquí

 Abecedario
A B C D E F G H I
J K L M N O P Q R
S T U V W X Y Z #

 Estadísticas
 Biografías:49638
 Lecturas: 41695876
 Envios: 3144
 Votos: 1705229


 Última Votada
Jaume Cañellas Galindo
El Dr. Jaume Cañellas Galindo, nació en el barrio del “Poble Nou” en Barcelona (Espa...

Biografia de Vicente Rocafueret y Rodriguez de Bejarano

Dirección: http://www.labiografia.com/ver_biografia.php?id=25271

Lecturas: 3876 : Envios: 0 : Votos: 87 : Valoración: 2.61: Pon tu Voto


HistoriaVicente Rocafueret y Rodriguez de Bejarano (1783-1847) Historia
1 Un visitante nos comenta

BREVES DATOS BIOGRÁFICOS DE VICENTE ROCAFUERTE

Dr. alberto Cordero Aroca
Guayaquil, Ecuador.

Don Joseph Vicente Rocafuerte y Rodríguez de Bejarano nació en Guayaquil, el 1 de Mayo de 1783, fue hijo del Capitán español don Juan Antonio Rocafuerte Antolín y de doña Josefa Rodríguez de Bejarano y Lavayen. Su padre vino a América al servicio del gobierno español, se radicó en Guayaquil, donde fue Alcalde Ordinario del Cabildo, Alguacil Mayor del Santo Oficio de la Inquisición, Teniente de Gobernador con jurisdicción sobre la Punta de Santa Elena y sus valiosos depósitos de b rea. Doña Josefa fue hija del Capitán español don José Rodríguez Bejarano y la Guayaquileña doña Manuela Lavayen y Santistevan, perteneciente a una de las familias de abolengo más importantes de la comarca emparentada con la mayor parte de los criollos de la región; su hermano el Coronel don Jacinto de Bejarano fue Caballero de la Orden de Santiago y poderoso influyente, poseedor de cuantiosa fortuna y recursos económicos y sus miembros ocuparon importantes cargos en el Gobierno y en el Ejército. El matrimonio Rocafuerte tuvo 20 hijos de los cuales sobrevivieron Vicente y 5 hermanas que se casaron con importantes personajes. Sus padres les dieron esmerada educación y lo enviaron a España en 1793 con su tío el Coronel Bejarano y asistió al famoso Colegio de Nobles Americanos en Granada.

Siguiendo la tradición familiar decidió abrazar la carrera militar, se le destinó una plaza en el Regimiento de Granaderos del Estado comandado por el Coronel Lavayen, era necesario que el joven Vicente completara sus estudios dando mayor amplitud a sus conocimientos, se le destinó una Plaza, para lo cual los coroneles Lavayen y Bejarano convinieron llevarlo a Francia y que a su regreso se posesionara de esa plaza. Después que don Vicente fue a Francia, el Coronel Lavayen murió y fue asignada a otra persona la plaza, sucesos que hicieron cambiar la carrera del joven determinando el rumbo de la vida del político y del magistrado.

Vicente Rocafuerte está matriculado en el Colegio de Saint Germain –en Laye- cerca de París, Escuela de Caballería fundada por Napoleón para los hijos de la Nobleza europea; estudió lenguas, instrucción militar, administración, leyes, teología, geografía, matemáticas, literatura, aprendió de los escritores clásicos y de la ilustración que dejaron profunda huella en su pensamiento y en su expresión. En Saint Germain le permitió ampliar sus relaciones sociales y comparte con “la juventud más florida que había en París en aquella época”, tuvo por condiscípulos a aristócratas franceses, entre ellos el hermano del Emperador lo que le permitió ser “admitido en la familia de Napoleón y frecuentar los Salones de París”. Además conoció a muchos jóvenes hispanoamericanos, hijos de importantes familias entre ellos Bolívar, Montúfar, Cabal, Landaburo, Toro, entre otros.

En 1804 presenció la Coronación de Napoleón como Emperador de los franceses en la Catedral de Notre Dame. Al estallar la guerra entre Francia e Inglaterra en 1805 con la victoria de Trafalgar cortó las comunicaciones entre París y Guayaquil y le privó de recibir dinero que su familia le enviaba, pronto se vio forzado a pedir a sus amigos ayuda incluyendo al barón de Humbolt, quien había sido huésped de los Bejarano en la expedición a Sudamérica.

En 1807 se vio obligado a volver a su patria, tenía 24 años y había permanecido 14 años en Europa. A su regreso a Guayaquil, encontró un ambiente de tensión y resentimiento entre criollos y chapetones; Rocafuerte fue a vivir a la hacienda el Naranjito, pero la tranquilidad se vio interrumpida con la llegada del Dr. Juan de Dios Morales, quien había salido de Quito en busca de refugio y protección, ambos discutieron sobre la revolución que se venía. Don Vicente era partidario de proceder lentamente preparando la opinión mediante sociedades secretas, mientras que Morales quería proclamar la independencia, tan pronto como fuera posible, Rocafuerte lo acogió y ayudó pero discrepó sobre las posibilidades de éxito final de la conspiración que se preparaba en Quito y sobre los alcances de ella. Morales se despidió de su anfitrión una vez ausente de peligro partió a la capital, participó en el movimiento de agosto de 1809 y murió en la trágica jornada del 2 de agosto de 1810.

Tan pronto como sucedió la insurrección el Gobernador de Guayaquil ordenó a sus tropas rodear la casa de Rocafuerte-Bejarano por las posibles vinculaciones de él y su tío, fueron arrestados y al no encontrar evidencias fueron puestos en libertad.

En Enero de 1810 Don Vicente, de 27 años fue electo Alcalde Ordinario de Guayaquil y se inicia en la vida pública, era el cargo de mayor jerarquía que un criollo podía aspirar en esa época, pero tuvo que afrontar serios incidentes con el despótico Gobernador Cucalón, viajó a Lima y consiguió del Virrey Abascal el reemplazo del gobernador, siendo una victoria de los criollos gracias a sus habilidades e influencias de que disfrutaba.

En 1811 fue elegido Procurador General del Cabildo porteño pero no aceptó el nombramiento alegando responsabilidades familiares que atender, descargado de deberes oficiales zarpó para Europa.

El 8 de junio de 1813, fue elegido Diputado por la provincia de Guayaquil a las Cortes Españolas Ordinarias convocadas; mientras tanto Rocafuerte permanece en Londres inicia un viaje por Suecia, Noruega, Finlandia y Rusia de 2 aristócratas con quienes entabló amistad viajaron a San Petersburgo en julio de 1813, por amistad con el Embajador español tuvo acceso a los círculos exclusivos de la sociedad rusa, estuvo con la Emperatriz Catalina y fue invitado por dos ocasiones a la mesa junto con la familia real.

Estando en San Petersburgo se enteró de su designación para las Cortes, abandonó a sus amigos y se dirigió a Madrid donde llegó en enero de 1814, fue conocido por sus ideas liberales y su entusiasmo por la independencia. Fue admitido como Diputado el 1 de Abril y desempeñó sus funciones hasta el 4 de Mayo cuando Fernando VII había regresado a España desconoció la Constitución de 1812 y tomó los poderes absolutos, Rocafuerte se negó al besamanos real y rendir homenaje al rey felón, es perseguido y tuvo que huir por los Pirineos y escapó en busca de refugio a Francia donde no puede salir sin pasaporte español, pues la Santa Alianza había establecido control en los puertos.

Rocafuerte, recorre el sur de Europa llega a Italia, estados Pontificios, en roma estuvo 6 meses y el 20 de Febrero de 1816 recibió la Della Milicia Aurata u Orden Papal de la Espuela de Oro siendo el primer hispanoamericano del siglo XIX en ostentarla.

Estando en Nápoles por ayuda de negociantes ricos logró que el Cónsul español en Burdeos conceda pasaporte a condición de que en el término de 2 años no debía tomar parte activa en la guerra y causas de la independencia, se allanó y salió para Guayaquil donde llegó en junio de 1817 después de visitar La Habana y Panamá.

En Guayaquil, permanece 2 años ocupado en arreglos domésticos y negocios de familia y enseñando francés a los jóvenes que quisieran aprender utilizando obras de la ilustración.

En 1819 cuando la guerra de independencia se acercaba a Guayaquil abandona su patria a insistencia de su madre para dirigirse a los EE.UU. de paso por Lima por negocios fue arrestados por autoridades españolas por sus ideas liberales, pero eludió la prisión por esfuerzos e influencias de buenos amigos realistas. Abandonó Lima por vía a Guayaquil hacia Panamá, Jamaica se dirigió La Habana llegando a principios de 1820.

Legó a Madrid en Agosto de 1820, alternó con Diputados, funcionarios y diplomáticos conociendo el caos que se vivía en España por las amenazas internacionales y las rivalidades internas pronto pronosticó la caída del régimen constitucional.

De regreso a La Habana en 1821 se entera del estado de cosa en México de la proclamación de iguala de las pretensiones de Iturbide por coronarse emperador, Rocafuerte se traslada a los EE.UU. y publicó un folleto “Ideas necesarias a todo pueblo independiente que quiere ser libre” obteniendo sensacional éxito entre los republicanos y los mejicanos que invitaron a Rocafuerte a reunirse con ellos, llegó a México cuando Iturbide se había proclamado Emperador, empieza el trabajo del guayaquileño en la Diplomacia como una forma de servir a la causa de la independencia; Rocafuerte recibió la comisión confidencial de salir para Washington con el fin de impedir el reconocimiento del nuevo régimen imperial, lleva recomendaciones dirigidas al Presidente James Monroe, al Secretario de Estado John Quincy Adams, al Senador James Borbour, al Presidente de la Cámara de Diputados Henry Clay y al Ministro de Guerra John Calhoun. Consiguió que se suspendiera tal recoocimiento, mientras tanto escribe “Bosquejos ligerísimos de la revolución de México desde el grito de Iguala hasta la proclamación imperial” y publicó después “El sistema colombiano, popular, electivo y representativo es el que más conviene a la América independiente y además una traducción de inglés de “Filosofía Moral” por Allens.

Se interesó por aprender sobre las instituciones sociales, culturales y religiosas así como promover la industria y comercio con Sudamérica. Rocafuerte representó los intereses de varios países hispanoamericanos en los EE.UU., en 1823 actúa como comisionado de Colombia gestionando un empréstito, cosa que no pacta por las condiciones onerosas de los banqueros yanquis.

Rocafuerte en Filadelfia conspira con otros patriotas para concebir un plan para la libertad de Cuba, se dirigió a Maracaibo en noviembre de 1823 con el objeto de buscar apoyo militar y decisión del gobierno de la Gran Colombia, no pudiendo realizar el proyecto de independencia cubana se volvió a México.

En 1824 estando en México preparándose para regresar a Guayaquil con sus sobrinos huérfanos los Gainza-Rocafuerte y atender las haciendas y demás intereses familiares abandonan esa pretensión, pues recibe la misión de viajar a Inglaterra como Secretario de la legación Diplomática mejicana para obtener el reconocimiento de la Independencia, realizar un empréstito y otros pormenores, encargo que fue cumplido con magníficos resultados, llegó Londres el 24 de junio de 1824 logrando entrevista con George Canning Ministro de Relaciones Exteriores británica y el 30 de diciembre les anunció el reconocimiento.

Rocafuerte quedó como Encargado de Negocios de México, desempeñando su cometido y estableció relaciones comerciales de México con Holanda, Rusia, Baviera, Dinamarca,
Suecia, Liga Anseática, en 1826 intervino en la celebración de un empréstito para la República de Colombia que le causaron grandes problemas, concluyó un tratado de amistad, comercio y navegación entre Gran Bretaña y México que lo trajo el mismo y se volvió a Londres en 1827 igualmente escribió “Cartas de un verdadero Americano” sobre las ventajas de los Gobiernos republicanos federativos y patrocinó la publicación de varias obras, introdujo en México nuevas especies de vegetales y animales y tecnología avanzada para la época.

Desempeñó el cargo diplomático hasta 1829 siendo el iberoamericano de mayor prestigio e influencia internacional de la época, luego pidió su retiro voluntario y volvió a México en 1830. Antes de salir, visitó al Mariscal Lafayette en París y siguió para Veracruz.

En México se afrontaba revueltas y cambios de gobierno, el presidente Bustamante que había derrocado al legítimo gobierno del Gral. Guerrero, le pidió su colaboración y como Rocafuerte opinaba no ser legítimo gobierno, cuando pidió pasaporte a Guayaquil el Ministro no le dio curso justificando que tenía que dar explicaciones relativas a la misión desempeñada en Londres.

Rocafuerte ofendido se puso al frente del periódico "El Fénix de la Libertad" y se presentó como editor responsable, el gobierno buscó medios para callarlo, Rocafuerte acusado de sedición es arrestado y encarcelado en Chalco por un mes y medio cuando se comprobó su inocencia fue liberado.

Publicó un "Estudio sobre las cárceles" que tuvo acogida hasta el mismo gobierno luego editó "Ensayo sobre Tolerancia religiosa" que despertó polémica entre los ministros y el clero, que llegó a la prisión y juicio del guayaquileño que no pudieron probar ante la solidez de la defensa y el jurado declaró absuelto en medio de aclamaciones del público.

Más tarde al ocupar el Ministerio de Relaciones Exteriores un amigo suyo logró que le expidiera su pasaporte para Acapulco y salió en un viaje lleno de penalidades y aventuras salvándose de sufrir la pena del fusilamiento casi de milagro.

Salió de Acapulco en Enero de 1883 después de un mes de travesía llegó a Guayaquil a inicios de febrero del mismo año, lleganbdo a Santa Elena donde manifestó al corregidor su voluntas de recuperar su antiguo domicilio.

En Guayaquil se entera de las novedades políticas con la decisión de no intervenir en negocios públicos pero pronto abandona nuevamente esa resolución.

En Puná restableciendo su salud, recibió visita de patriotas que invitaban a abrazar la causa de la oposición contra Flores que gobernaba el Ecuador.

Se había formado el Partido Nacional y su órgano de difusión "El Quiteño Libre" con la aceptación de Rocafuerte lo presentan como candidato a Diputado por Pichincha para el próximo congreso; Rocafuerte salió electo con mayoría de votos en junio de 1833, se trasladó a Quito donde se le hizo una entusiasta recepción se inscribió en los registros y participó del Congreso el 14 de septiembre de 1883, poco después de su inicio el Presidente pidió facultades extraordinarias y el Congreso le concedió, entonces Rocafuerte protestó violentamente, pues había estado enfermo y no asistió a esa sesión. El Congreso consideró insultante la protesta y destituyó a Rocafuerte como legislador.

Flores ordenó su prisión y el 28 de septiembre fue desterrado y conducido por una escolta hacia Macará rumbo al Perú.

Pero un acontecimiento imprevisto cambió el destierro el 12 de octubre de 1883 estalló en Guayaquil una sublevación militar encabezada por un comandante Mena, quien no tenía ideales ni rumbos políticos era una amenaza para la ciudad, Rocafuerte que venía preso por vía de Naranjal es liberado por un a fuerza armada y lo conducen a Guayaquil el 18 de Septiembre, para el día 20 de octubre una Asamblea Popular reunida en el Cabildo proclama a Vicente Rocafuerte como Jefe Supremo del Departamento de Guayaquil.

Rocafuerte toma la decisión de asumir la dirección del movimiento y evitar las depredaciones de los revolucionarios logrando reducirles al orden, llamando a otros militares honorables para dar consistencia a la nueva situación, además se dedica a preparar la defensa de la plaza, dicta medidas útiles y benéficas para el pueblo. A los pocos días el Gral. Flores estaba en elas afueras de la ciudad y pronto es ocupada, Rocafuerte pasó a la fragata "Colombia" y estableció su gobierno en Puná, luego viajó a Lima en busca de ayuda y adquiere pertrechos y una imprenta que le sirvió para editar el "Chihuaha" para difundir la causa que defendía.

Mientras tanto el jefe revolucionario Mena quiso dar un contragolpe y entra en entendimiento con Flores, fue capturado Rocafuerte y llevado encadenado a Guayaquil el 20 de junio, con la intención de fusilar al patriota, pero el prestigio internacional y las presiones políticas obligaron y convencieron a Flores la conveniencia de un pacto amistoso, Rocafuerte se reconcilia con el Jefe de Estado y celebraron un convenio el 19 de julio que señalaba los cambios políticos inmediatos y el destino que habla de darse a los negocios del Estado, Rocafuerte fue duramente censurado, sin embargo, este pacto permitió la estabilidad, restablecer la paz y la armonía en la nación.

El 10 de septiembre de 1834 Flores entregó el poder al pueblo guayaquileño y nombra a Vicente Rocafuerte Jefe Supremo del Guayas, pero la Guerra Civil se generaliza formándose otros gobiernos en el país que ibaw en camino de la destrucción, pero el entendimiento de ambos caudillos evitó la desmembración y derrocar al gobierno en armas, Rocafuerte pidió a Flores encabezar el ejército y el 18 de Enero de 1835 triunfa en la batalla de Miñarica cerca de Ambato y de ésta forma se evitó la desmembración restableciéndose la paz y la unidad nacional.

Rocafuerte en Quito el 31 de Enero de 1835 fue proclamado Jefe Supremo del Estado y convoca el 18 de Febrero a una Convención Nacional para reorganizar el país, el 22 de junio se instala la Convención en Ambato y eligen a Rocafuerte Presidente Interino hasta tanto se apruebe la nueva carta fundamental, en la Sesión del 2 de agosto eligen a Rocafuerte Presidente Constitucional de la República del Ecuador asumiendo el poder y prestando juramento de ley el 8 de Agosto de 1835, promulga la Constitución donde se funda la República Independiente y soberana, él participó activamente contribuyendo a su redacción.

Una vez afianzado en el poder consagró su ingenio, saber y actividad en beneficio de la nación, dictó leyes y reglamentos necesarios, organizó la hacienda pública, moralizó el ejército, funda el Colegio Militar, escuela de Obstetricia, secularizó el colegio San Fernando, establece el primer colegio de niñas en Quito; establece la Escuela Náutica en Guayaquil, la enseñanza Superior en la Universidad Central, abrió la cátedra de medicina en Cuenca, crea la Dirección de estudios; desplegó una inmensa obra pública, reparó caminos, puentes y calzadas, estimuló la minería, promovió el restablecimiento de la relaciones con España y envió a Pedro Gual como diplomático para suscribir el reconocimiento el 16 de febrero de 1840.

Tributó homenaje a las ciencias restaurando las Pirámides de Caraburo y Oyambaro que fueron levantadas por los geodésicos franceses, recibiendo el reconocimiento de Francia años después.

Al terminar su período presidencial el 31 de Enero de 1839 Rocafuerte fue a desempeñar la Gobernación de Guayaquil, donde va a proseguir su obra redentora de progreso, contribuyó con sus iniciativas a la fabr5icación del primer barco a vapor Guayas construido en el Pacífico de la América española que fue lanzado en agosto 5 de 1842 y que quedó inmortalizado en el Escudo Nacional.

Estableció el faro en la Isla Santa Clara, para mejorar la entrada de buques al río Guayas, propició la construcción del camino de fierro en las haciendas de Chonana y Naranjito, molinos de vapor aserraderos de madera molienda de caña; Rocafuerte estableció el Colegio del Guayas que hoy con justicia lleva el nombre del Colegio Nacional Vicente Rocafuerte fundado el 26 de Diciembre de 1841 y que inició sus actividades el 1 de febrero de 1842. Dio fuerte impulso al Malecón de Guayaquil, mejoró el alumbrado público, facilitó los baños de agua en el Estero Salado, dictó medidas de salubridad e higiene, fundó la Sociedad Médica del Guayas, creó la Lotería para colectar fondos, construyó el reloj público, combatió a los falsos monederos y delincuentes, organizó la contabilidad y las aduanas.

Fue también durante la Gobernación que Rocafuerte contrajo matrimonio el 10 de febrero de 1842 con doña Baltazara Calderón Garaycoa hija y hermana de héroes.

Se destaca la conducta de Rocafuerte como alto ejemplo de patriotismo y sentido humanitario durante la más espantosa epidemia de fiebre amarilla que azotó a Guayaquil en 1842, donde el propio Gobernador en compañía de su esposa y su tío el Obispo Garaycoa atienden a los enfermos en la Casa de Gobierno transformada en Hospital, procurando alimentos, sepultando muertos; crea la Junta de Beneficencia para atender a los desvalidos, fue el héroe benefactor de su pueblo un hombre de admirables energías.

Convocada la Convención en Quito en 1843 convaleciente de la fiebre amarilla viaja en calidad de Diputado por cuenca y Manabí donde se opuso a que se diera otra constitución pues opinaba que sólo se debían introducir reformas y evitar la reelección de Flores para un nuevo período, Rocafuerte protestó esa Carta de la Esclavitud, se retira de la Convención y regresa a Guayaquil y se exilia en el Perú desde donde intensifica su oposición y publica sus 14 folletos titulados "A la Nación" impresos en Guayaquil y Lima donde ataca duramente en forma cáustica al tirano Flores logrando la agitación que sumada al descontento, sucedió la revolución del 6 de Marzo de 1845 con la formación de una Junta de Gobierno.

El gobierno ecuatoriano nombra y acredita a Rocafuerte como Encargado de Negocios ante el Perú desde allí contribuyó al triunfo de la insurrección nacional enviando a Guayaquil armas, municiones y otros elementos de guerra y efectuado las gestiones diplomáticas que resultaron de gran beneficio en la política internacional.

Al triunfar la revolución y cumpliendo su misión regresa al Ecuador en 1846, es elegido Diputado por Pichincha y asiste a la Convención reunida en Cuenca donde es nombrado Presidente de la Asamblea Nacional. Para el período parlamentario siguiente, Rocafuerte es elegido por 4 provincias Senador y en la instalación es designado Presidente de la Cámara del Senado donde contribuyó en la elaboración de la nueva Constitución con mejores leyes a favor de los ecuatorianos.

Ante el peligro de la pretendida invasión que organizaba Flores en Europa el gobierno nacional, nombra a Rocafuerte Encargado de Negocios en Lima y representó al Ecuador como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario ante los gobiernos del Perú, Bolivia y Chile y Delegado del Ecuador al Congreso Americano que debía reunirse en Lima en 1847.

Rocafuerte pese al mal estado de salud deja la Asamblea y viaja con su esposa a Lima el trajinar, malos caminos deterioran su estado precario pero animado como siempre de su vocación patriótica y deseo de ser útil a su país inmediatamente se puso en comunicación con los gobiernos para cumplir el objeto de su misión, llegó a Lima el mismo año de 1846, se agrava y el 21 de abril de 1847 dicta su testamento, al amanecer del 16 de mayo de 1847 muere de la edad de 64 años junto a su abnegada esposa, familiares cercanos y asistido por el religioso Francisco González Vigil. El 18 de Mayo se celebraron las horas fúnebres con la presencia de las personalidades más notables del Perú y el Cuerpo Diplomático, es enterrado en el Cementerio General de Lima.

Legó su abundante biblioteca al Colegio San Vicente del Guayas, sus sueldos que nunca fueron cobrados por no disminuir el erario nacional fueron destinados una parte al Colegio, otra para obras de utilidad pública. Su esposa continuó 43 años más su obra benefactora y filantrópica a favor de la colectividad y contribuyendo a abrillantar la memoria del ilustre estadista americano.

La Convención Nacional de 1852 decretó el traslado de sus restos desde Lima pero fue hasta el 30 de Septiembre de 1884 que regresaron al Ecuador y depositados en una urna en la Catedral de Guayaquil.

En 1880 la gratitud del pueblo guayaquileño erigió una hermosa estatua de repúblico Rocafuerte en la Plaza de San Francisco que se levanta airosa.

En 1925 se trasladaron las venerables cenizas de don Vicente Rocafuerte al Mausoleo levantado en el Cementerio General de Guayaquil.

El pueblo ecuatoriano ha recordado con fervor al celebrar el primer centenario de su natalicio en 1883, luego en el presente siglo al recodarse el centenario del fallecimiento en 1947, el Dr. José M. Velasco Ibarra, Presidente Constitucional, auspició la publicación de las obras de Rocafuerte dispersas por el mundo y desarrolló solemnes actos en su memoria.

En 1991 se creó la Fundación Casa de Don Vicente Rocafuerte dedicada a estudiar y difundir su pensamiento, vida y obra del visionario, progresista e ilustrado mandatario.

El 16 de Mayo de 1997, los ecuatorianos conmemoramos el sesquicentenario del fallecimiento y nos prestamos a justificar al patriota que contribuyó a la emancipación americana, defensor de las libertades y quien cimentó las bases jurídicas de la República del Ecuador afirmando la identidad nacional.




   PUBLICIDAD 
   Recomendamos 
Webmaster, pon el buscador de biografias en tu web.

Al visitar estas páginas, acepta los Términos y Condiciones de nuestros servicios y es mayor de edad.